¿De dónde viene el término Mudanza?

mudanzas

¿De dónde viene el término Mudanza?

Como todos y cada uno de los “grandes momentos de la vida”, las mudanzas tienen un lugar bastante especial para todas las personas. ¿Quién no recuerda una mudanza que haya realizado? Independizarse, estudiar fuera o comprar la casa de nuestros sueños son tres ejemplos de ello.

Ya sea por una buena o mala situación, las mudanzas en sí son un concepto de cambio, de renovación. Por supuesto, no todas son iguales, aunque sí que es cierto que tienen todas ellas una gran importancia en nuestras vidas.

En el mundo onírico, soñar con una mudanza tiene diferentes significados en función de la persona que lo hace. Si quieres aprenderlo todo sobre la historia y significado de la palabra mudanza, sigue leyendo.

¿Mudanza o Cambio?

Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), la palabra mudanza significa Acción y efecto de mudar o mudarse. Sin embargo, entre sus diferentes acepciones encontramos que el cambio de una casa o habitación también está contemplada.

Para aquellas personas que tengan conocimiento (o recuerdos del instituto) de la lengua latina (y también aquellos que hayan investigado) se habrán dado cuenta que el origen de la palabra no es otro que el mismo de mutación o mutante.

Es decir, la palabra mudanza proviene de mudantia, término utilizado en el latín medieval para referirse a este mismo concepto actual. Asimismo, el origen de mudantia pertenece a la palabra mutatio, de origen latino también. Su significado no es otro que mutación o cambio.

El término mudanza, pues, no significa otra cosa que un cambio a sufrir en la vida de una persona. Un cambio de carácter físico (aunque también puede conllevar uno interno), ya que se trata de un desplazamiento en el espacio el tipo de mutación a la que se refiere el término. Es un concepto que logra relacionar el movimiento de objetos (que es a lo que se refiere propiamente el concepto mudanza) con el cambio que sufre una persona.

¿Y Mudarse?

Evidentemente, mudarse es el acto de la mudanza o mudantia. Este cambio y transformación que se sufre al modificar el espacio en que se encuentra una persona. Además, puede aplicarse tanto a una casa, como una habitación e incluso en el núcleo de trabajo u oficina.

Por otro lado, el término mudarse también puede hacer referencia a la ropa. Es decir, que si bien supone un cambio el concepto de mudanza ¡también puede ser un cambio de ropa!

El cambio, la transformación y… ¿algo más?

Cuando una persona sueña con una mudanza puede darse por varios motivos. Tal y como indicábamos al principio, depende en mucho de qué sucede en el sueño su significado. Eso sí, suele estar en relación con la entrada de un cambio en la vida de la persona, lo cual resulta lógico. Por ejemplo, soñar con una mudanza propia (que es, probablemente, el sueño de esta temática más común) nos dice que luchemos por lo que queremos ser. Habla sobre algunos de nuestra vida con los que no parece que estemos felices y nos anima a modificarlos.

En cambio, si se trata de una mudanza que ya ha finalizado, el sueño nos quiere decir que no tengamos miedo a un gran cambio que llega a nuestras vidas. Si soñamos que quien lo hace es una persona mayor  (especialmente cuando se trata de un ser querido) significa que tenemos miedo a perderle, miedo a la muerte.

Sea como fuere, las mudanzas suponen un cambio externo (y también interno) que seguro que trae cosas buenas. Pierde miedo a tu mudanza y disfruta de las cosas nuevas que están por llegar. Múdate sin miedo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *