tu oficina de mudanza de una forma óptima

consejos

Consejos para realizar la mudanza de tu oficina de una forma óptima

En esta vida, muchos son los motivos por los que en un momento dado nos toca mudarnos a una oficina nueva. La subida de los alquileres en algunas zonas de tu ciudad, un proyecto nuevo en una nueva empresa o la necesidad de ampliar o reducir el espacio de tu negocio pueden llevarte a tomar esta decisión, que dependiendo de cómo se gestione, puede convertirse en una experiencia positiva o en un infierno.

Por eso, te damos algunas claves para ayudarte a pasar por ese trance de la mejor forma posible.

Cómo realizar lo mejor posible las mudanzas de oficinas

1. Plantéate qué necesitas realmente. Aprovecha para tirar cosas que ya no sirvan y llevarte solo lo estrictamente necesario. Regala cosas a tus compañeros, quizás ellos puedan necesitar algo que tú ya no. Aprovecha para reciclar.

2. Anticípate. Para evitar estrés innecesario, no lo dejes todo para última hora. Por el contrario, prepárate una hoja de ruta organizada y con tiempo suficiente. De esta manera, no se te pasará nada.

3. Mantén tu espacio ordenado antes de la mudanza, así te será más fácil mantener el control sobre tus objetos. Además es muy complicado comenzar a embalar o empacar en un lugar desordenado.

4. Clasifica el material por orden: anota a qué departamento o área pertenece cada cosa y piensa en qué orden resultará más acertado desembalarlo después.

5. Prepárate el material de embalaje: cajas de distintos tamaños, cinta adhesiva, rotuladores, marcadores, precintos y demás. Esto es fundamental.

6. Al embalar, no cambies de un departamento a otro sin haber terminado. Mantén el orden que te has marcado para no confundirte. Una cosa detrás de la otra.

7. Etiqueta o enumera todas las cajas para no equivocarte después al desembalar y escríbelo todo en una lista de papel o incluso, grosso modo, en la propia caja. De este modo, si necesitas algo que ya embalaste antes de la mudanza, te será más fácil y rápido identificarlo y recuperarlo.

8. Un consejo para empacar contenidos compuestos por muchos papeles: es preferible hacer grupos de folios más pequeños en más cajas que al revés.

9. Ten mucho cuidado con los objetos personales tanto antes como durante la mudanza: artículos como tu ordenador portátil, mochila o maletín deben ser mantenidos siempre cerca de ti. Una mudanza es un momento de confusión y no querrás lamentar pérdidas, daños y otros riesgos.

10. Si dejas la mudanza en manos de profesionales, contrata a una empresa fiable, con valoraciones positivas y experiencia. Si el embalaje tampoco lo realizas tú, asegúrate de que alguien de confianza lo supervise.

Y sobre todo, evita problemas logísticos y de red

– Ponte en contacto con todas las partes logísticas interesadas, como clientes y proveedores. Infórmales con claridad y tiempo suficiente sobre el traslado, para que no se cometa ningún error en las entregas, recogidas y demás.

– Prevé servicios y habilitaciones. Quizás algunos servicios básicos del nuevo local aún estén a nombre de los propietarios anteriores y podrían haber sido cortados. Para realizar una transición lo más rápida posible y empezar a trabajar sin problemas, recomendamos activarlos previamente. Si hay que hacer habilitaciones comerciales en las nuevas instalaciones, adelanta los plazos para evitar retrasos.

– Planea con tiempo todo lo relacionado con el cableado de red e Internet en la oficina nueva, ya que puede retrasarse más de lo que imaginas. Es conveniente tener un plan B o alternativas de conectividad a mano si la calidad de tu trabajo depende de una buena comunicación.

Dicho todo esto, solo nos queda darte un último consejo: disfruta de tu nueva oficina y confía en que te harás a ella poco a poco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *